Experiencias

Tentaciones de la Costa Sur-Restaurantes

por Nicole Martin

Descubre por qué los sibaritas deben pasar más tiempo en la Costa Sur de Vallarta.

Muchos visitantes y expatriados que viven en la Bahía de Banderas acostumbran a cenar en el centro de Puerto Vallarta, debido a la excelente propuesta gastronómica que esta zona ofrece; pero muchos de ellos no saben que fuera de las empedradas calles, aventurándose un poco más al sur en dirección a Mismaloya, encontrarán muchos restaurantes que ofrecen mágicas experiencias culinarias con espectaculares vistas, encanto e historia.

Entonces, ¿dónde comer en la Costa Sur?

(De más cerca a más lejos)

Bistro Teresa

Bistro Teresa se encuentra a sólo dos minutos de la gasolinera ubicada en la salida del centro de la ciudad, y es uno de las favoritos de los visitantes durante la temporada de invierno. En este pequeño y elegante lugar, podrá disfrutar de una hermosa vista a la zona romántica y será tan bien atendido por sus dueños que de seguro le harán sentirse como en casa. Se recomienda realizar reserva.

Lindomar

Uno de los lugares favoritos por los locales para disfrutar del desayuno del domingo, es La Playita en el Hotel Lindomar. Este restaurante ubicado frente a la playa de Conchas Chinas, recibe a grandes multitudes durante los fines de semana y ofrece un ambiente más relajado durante el resto de los días. Traiga su toalla y disfrute de un baño en la cristalinas aguas de Conchas Chinas.

Costa Sur

En el Hotel Costa Sur se encuentra La Cascada, el encantador restaurante a orillas del mar que ofrece todos los días menús de desayuno, almuerzo y cena, aunque el favorito es el desayuno de fin de semana (a veces los sábados y siempre los domingos). Estos desayunos ofrecen una selección americana clásica, así como deliciosos platillos mexicanos como tamales y carne mechada con salsas frescas e ilimitadas mimosas.

Garza Blanca Preserve

Los residentes y visitantes de Puerto Vallarta pueden disfrutar de las diversas opciones gourmet de Garza Blanca Preserve Resort & Spa. La experiencia culinaria más reciente del resort es el restaurante de fusión japonesa, llamado Hiroshi, ubicado en el Hotel Mousai. Este vanguardista restaurante ofrece una extravagante mezcla de ingredientes, texturas y técnicas de la cocina asiática. Otro favorito es el moderno restaurante de carnes, BocaDosSTK, con los mejores cortes y las más espectaculares vistas a la bahía. También debería probar el sofisticado restaurante Blanca Blue, con su creativo menú gourmet a la carta y su galardonada bodega. ¡El desayuno y la comida son una verdadera delicia en Garza Blanca!

Playa de Mismaloya

Muchos han olvidado el mar de color de jade de la playa de Mismaloya, lugar donde se filmó La Noche de la Iguana. Después de una ligera comida, tal vez un completo huachinango, un exquisito ceviche o unas deliciosas quesadillas con arroz y salsa fresca, no dude en dar un paseo y en este magnífico escenario natural. Existen muchas ofertas informales de restaurante, así que prepárate para ser bombardeado por los anfitriones que tratarán de reclutarlo. Le recomiendo caminar tan al sur como sea posible y probar los restaurantes más tranquilos, donde encontrarán menos gente, camastros y hasta un masaje en la playa, mientras disfruta de un fresco ceviche de camarón.

Le Kliff

Famoso por haber ingresado en el Libro Guinness de los Récords con la palapa más grande del mundo en 1984 y 1985, el restaurante Le Kliff se ubica sobre el borde de un impresionante acantilado. Este lugar es famoso por sus bodas, su restaurante y bar, y se localiza al borde del acantilado, dando la sensación de estar flotando sobre el agua. Aunque, se encuentra disponible para la comida y la cena, se recomienda a los visitantes y residentes realizar reserva para asegurarse de no se encontrarse con una celebración de boda, en el momento que cuando usted desee ir.

Boca de Tomatlán

Boca de Tomatlán es un centro de actividad donde parten muchas pequeñas embarcaciones hacia Las Ánimas, Quimixto, Yelapa y hoteles boutique sin acceso por carretera. “Vuelva a lo básico” en Boca de Tomatlán y disfrute de un pescado a las brasas en un entorno humilde, que le hará sentir que está experimentando el “verdadero” México, mientras se relaja en la playa de este pueblo de pescadores donde el río desemboca en el mar. ¡No se olvide de probar las margaritas! Los taxis o camiones locales siempre están esperando para llevarlo de regreso a su casa o su hotel.

Jardín Botánico de Vallarta

Para aquellos que deseen aventurarse más al sur y busquen algo especial, el restaurante del Jardín Botánico de Vallarta, es su lugar. Además de un buen desayuno o comida con menú a la carta, usted podrá disfrutar de entorno natural de gran belleza y contemplar cientos de plantas nativas tropicales. Cuenta con una pequeña tarifa de entrada a los jardines, que va directamente a la conservación de este jardín sin fines de lucro.

Playa Las Ánimas

Para llegar a Las Ánimas, usted tendrá que tomar un taxi acuático desde Boca de Tomatlán o el Muelle de Los Muertos, para disfrutar de una maravillosa aventura y unas preciosas vistas durante su viaje. En Las Ánimas, hay muchos restaurantes de playa para elegir donde típicamente sirven platillos de mariscos, pero siempre se puede encontrar fajitas de pollo o delicias vegetarianas. No dude en probar el pastel que venden las señoras que caminan por la playa con las cesta sobre sus cabezas.

El Tuito

Una hora al sur del centro de Vallarta, se encuentra un encantador típico pueblo mexicano: El Tuito. Alrededor de la adorable plaza principal, donde es posible encontrar niños ensayando ballet folklórico, encontrará algunas ofertas de comida humildes pero deliciosa, tales como pozole mexicano, tacos, tostadas y mucho más. Si desea una experiencia gastronómica de calidad, el restaurante El Divisadero (difícil de encontrar, pero es parte de la aventura) se encuentra a 10 minutos de El Tuito en la carretera a Yelapa. Este restaurante ofrece unas margaritas únicas de frutas silvestres, carnes a la brasa y la tradicional birria al estilo pastor con tortillas recién hechas, enmarcado en un magnífico ambiente estilo hacienda. Asegúrese de llevar una botella de raicilla a casa de la propia destilería de este esplendido restaurante.